the use of the bar code katarungan essays problem posing education essay how to reference a website within an essay harvard style format words level essays for college homework help center library


¿Cómo hablar con tu hij@ pequeño sobre el dinero, sexo y la muerte?

 

 

Es cierto que cada vez con menor frecuencia censuramos las preguntas que los niños tienen respecto al dinero, al sexo y a la muerte de algún conocido o familiar. Son temas que suelen tratarse como tabú por motivos que nunca se han aclarado, en ocasiones refiriendo únicamente que es de mal gusto hablar de ellos o que son temas privados en una familia.

Estos temas prohibidos privan a los niños de conocimiento esencial para poder plantearse preguntas y obtener respuestas de modo más genuino y natural por parte de los padres.  En este artículo encontrarás algunas estrategias sobre cómo abordar estos temas difíciles con tus hij@s.

 

 

 

  1. EN RELACIÓN AL DINERO: Es difícil hablar del dinero con los niños, casi a cualquier edad. Sobretodo en la actualidad, pues el contexto actual de generaciones de padres que no queremos ver a nuestros hijos sufrir en ningún sentido, es complicado para plantearnos con claridad cuáles son nuestros límites financieros y más complicado aún, planteárselos a ellos. Sin embargo resulta fundamental hacerlo para que nuestros niños reciban un mensaje claro sobre lo que es posible y no es posible obtener, y desde pequeños puedan estar conscientes del marco de gastos para tener los pies en la tierra y ser agradecidos por lo que se les proporciona. 

Como padres es importante trabajar internamente sobre nuestras creencias relacionadas al dinero, en ocasiones para los hijos puede suscitar culpa el pensar que “por dinero” sus padres tienen discusiones, o “por dinero” se separaron, o “por dinero” siguen discutiendo aún estando separados. Dichos sentimientos de culpa pueden generar diversos  bloqueos o inhibiciones emocionales a futuro, creyendo que el dinero es causante de conflictos y no del resultado de esfuerzos, éxitos y merecimiento propios. 

 

  1. ENTORNO A LA MUERTE: La pérdida de un ser querido tiene un efecto perdurable en un nñ@. Sin duda, este evento traerá diversos efectos en el desarrollo emocional de tu hij@ de uno u otro modo. Para ninguno se procesa igual, sin embargo también es cierto que hay circunstancias en donde los niños resultan ser más resilientes de lo que creemos. En cualquiera de los dos casos es importante ofrecer a los niños explicaciones honestas, específicas y claras. En ocasiones, la asistencia de niños mayores de 6 años al funeral puede ayudarles a comprender más la situación dado su desarrollo cognitivo. Para niños más pequeños se tratará de una situación un tanto más difícil, pues para ellos la noción de un “para siempre” es casi incomprensible, dado el concepto de reversibilidad, es decir, pueden aún preguntarle a los familiares por el familiar difunto, intentar buscarlo en alguna habitación, etc.

Ofrecerle a tus hijos la oportunidad de expresar sus sentimientos, comenzando por validar los tuyos, puede evitar muchas malinterpretaciones del estado de ánimo que tu como padre o madre presentes. Para ellos, puede resultar muy angustiante verlos llorando con frecuencia o enfadarse con facilidad. 

 

  1. EN CUANTO AL SEXO: Si bien las generaciones anteriores tenían una actitud evasiva frente a este tema y sugerían explicaciones como “ la llegada de la cigüeña”, hoy en día mucho se habla de la importancia de hablar de temas relacionados al sexo con naturalidad y por su nombre. Una pregunta fundamental es ¿qué tanto entienden los niños? Y esta se responde no sólo por la edad cronológica, sino por el nivel de entendimiento y de dudas que vaya presentando tu hij@. Seguramente has notado que a medida que crece tu hijo, te vas familiarizando con su forma de procesar información y eso será fundamental para tratar este tema y los dos anteriores. También será necesario que consideres aspectos como el género y la profundidad de su interés. 

Dado que es un tema que detona en ocasiones mucho nerviosismo y paraliza a los padres, a veces quisiéramos dejárselo a la escuela o explicarlo en una sola sesión, sin embargo es importante resaltar que no se tratará de una única conversación sino de una primera seguida de varias más para poder aclarar dudas y tu puedas replantearte quizá algunas de tus posturas frente al tema. 

Es necesario partir de la pregunta ¿Qué dudas tienes?, pues te irá dando pauta para poder continuar o aclarar aquello que ha escuchado. Si tu hij@ no está planteando dudas al respecto, tampoco tienes que esperar hasta la pubertad para sentarte a hablar con él o ella, en ocasiones una salida al parque, o ver anuncios publicitarios en la calle o algún programa de TV pueden ayudar a iniciar el diálogo sobre lo que ambos piensan al respecto.

En la pubertad o a veces antes, suelen suscitarse preguntas de tipo “ ¿Y tú cuándo tuviste tu primer relación? O ¿Cómo fue?. Tu respuesta dependerá el grado de privacidad que desees conservar. Sin embargo, es necesario resaltar que del modo en que informes a tus hij@s sobre el sexo y la sexualidad, es decir, si es con naturalidad, o con pena o vergüenza sobre el tema, definirá en gran medida la forma en que él o ella vivirá también la suya y experimentará los cambios en su cuerpo a modo de sufrimiento o de gozo. 

 

Por último, recuerda que no hay respuestas completas en una sola conversación. Es favorable que vayas contemplado algunas de tus posturas frente a estos temas previo a las primeras conversaciones, sin embargo, también es válido replantearte opiniones y volver a platicar del tema. Los niños son periodistas e investigadores naturales, así que date a la tarea de escuchar e investigar junto con ellos muchas cosas para que las conversaciones fortalezcan su confianza y carácter frente a estos temas. 

 

Para más información, escríbeme por mail a espaciopsyche@gmail.com

BLOG

Entradas del Blog
UserEspaPsy

El divorcio de los padres

Programa de TV en Canal 11, Diálogos en confianza , en donde se ofrecen estrategias para mejorar la comunicación cuando se vive un divorcio, con la participación de María Macías.

“Las emociones inexpresadas nunca mueren.
Son enterradas vivas y salen más tarde de peores formas”.
"El amor y el trabajo son los pilares
de nuestra humanidad”.
“Quien piensa en fracasar, ya fracasó antes de intentar;
quien piensa en ganar, lleva ya un paso adelante”.
“La ciencia moderna aún no ha producido un medicamento tranquilizador
tan eficaz como lo son unas pocas palabras bondadosas”.
“No puedo pensar en ninguna necesidad en la infancia tan fuerte
como la necesidad de protección de un padre”